Noticias > Artículos de opinión

Ingeniería de Requisitos, satisfacción del usuario y ahorro de costes

13 Diciembre, 2015

Entrevista a Jordi Borja, Director de la Unidad de Requisitos de MTP

¿Cuáles son las principales ventajas que aporta la Ingeniería de Requisitos a las empresas?

Numerosos estudios internacionales coinciden en señalar que la Ingeniería de Requisitos es la disciplina del ciclo de vida de desarrollo de software que influye de una forma más directa en el éxito o el fracaso final de cualquier tipo de proyecto.

Invertir en mejorar las actividades de Gestión y Definición de Requisitos de una organización, incorporando técnicas maduras y probadas, aporta múltiples beneficios a las empresas, pero entre ellos me atrevería a destacar dos que me parecen fundamentales. Por una parte, el incremento en la satisfacción del usuario, asegurando que los sistemas de información cumplen todas sus expectativas y necesidades. La satisfacción del usuario debería ser el principal indicador de calidad de un sistema.

El segundo gran beneficio está relacionado con el ahorro de costes en la construcción y mantenimiento de un sistema. La madurez del proceso de requisitos condiciona el nivel de re-trabajo necesario para que un sistema cumpla con las expectativas del usuario. Si definimos y gestionamos correctamente los requisitos, construiremos el sistema correcto a la primera. Esto repercutirá en una mayor predictibilidad en términos de esfuerzo y tiempo, así como en una reducción del coste total del sistema.

¿Están las empresas españolas concienciadas de la necesidad de abordar correctamente los procesos que incluye la Ingeniería de Requisitos?

Se trata de una situación paradójica. Por una parte, la mayoría de las empresas españolas reconocen sufrir problemáticas relacionadas con la Gestión y Definición de Requisitos. Cuando hablamos con nuestros clientes, habitualmente reconocen problemas de comunicación y entendimiento entre negocio y tecnología, baja calidad de las especificaciones de requisitos, dificultad para gestionar de forma efectiva los cambios, problemas de cumplimiento de normativas, regulaciones y requisitos no funcionales… problemas, en definitiva, que podrían solucionarse invirtiendo en Ingeniería de Requisitos. Además, la triste realidad en la mayoría de las organizaciones es que un elevado porcentaje de proyectos se entregan con sobrecostes, fuera de los plazos inicialmente previstos o con carencias funcionales respecto a las expectativas iniciales de los usuarios o, lo que es peor, acaban cancelándose.

Pese a esta realidad, un gran número de estas empresas no tiene en sus planes o prioridades inmediatas abordar estos problemas, a través de una transformación de los procesos, técnicas y conocimientos en Ingeniería de Requisitos. Y por ello continúan teniendo un alto porcentaje de proyectos no considerados satisfactorios.

¿Por qué cree que se produce esta situación?

Por tres motivos principales.En primer lugar, en muchas empresas existe un enorme desconocimiento sobre los Requisitos.A menudo las organizaciones piensan que la ingeniería de requisitos simplemente consiste en expresar o capturar unas necesidades y documentarlas. Tendemos a pensar que todo el mundo sabe expresar una necesidad y también escribirla. Esto, de entrada, no es cierto. Capturar las necesidades de cada uno de los interesados en un sistema es una tarea compleja que debe llevarse a cabo utilizando una serie de técnicas y aplicando habilidades interpersonales. Además, al igual que yo no estoy formado en la redacción de documentos jurídicos, no todo el mundo tiene los conocimientos necesarios para poder redactar los requisitos. Recuerdo a un CIO de una gran empresa española que en una reunión me dijo que no estaba dispuesto a invertir ni un euro en algo tan básico como los requisitos. Conseguí convencerle para que me diese una oportunidad, y cuando vio que redujimos el re-trabajo total de la organización en un 57%, no tuvo más remedio que reconocer que estaba equivocado y felicitarnos.

En segundo lugar, en el mercado hay una alarmante falta de especialización en servicios relacionados con la Ingeniería de Requisitos.Hay muchos proveedores que se dedican a la mejora de procesos de desarrollo en base a modelos de madurez como CMMI o SPICE. Pero no tienen el conocimiento necesario para ayudar a las organizaciones a mejorar en las áreas de proceso de Gestión y Definición de Requisitos. He trabajado en varios clientes con nivel 3 de madurez CMMI que cumplían perfectamente las prácticas de las áreas de proceso REQM y RD y que, sin embargo, eran totalmente ineficientes en las actividades de requisitos. Independientemente de que considero que CMMI tiene muchas carencias en lo relativo a la Ingeniería de Requisitos, el problema es que los modelos de madurez únicamente indican qué es lo que hay que hacer, no cómo. Y ahí es donde entran las técnicas de validación, priorización, estimación, descomposición, asignación, trazabilidad, gestión del cambio y la configuración, verificación, derivación de pruebas… la ingeniería de requisitos es mucho más amplia de lo que la gente se imagina.

Finalmente, en el mercado español se da la tendencia de solucionar cualquier problema mediante la compra de herramientas.En el área de requisitos, una herramienta no solo no es la respuesta, sino que puede acrecentar los problemas. Las herramientas son imprescindibles cuando el proceso está maduro, se han introducido las técnicas adecuadas para cada actividad del mismo y el personal ha adquirido los conocimientos y habilidades necesarios. Cuando se introduce una herramienta sin tener en cuenta los factores anteriores el resultado es que se estará utilizando una herramienta demasiado compleja para lo que realmente se necesita o se acabarán utilizando herramientas demasiado simples y no especializadas en requisitos. Ambos escenarios son igual de indeseados.

¿Resulta caro para una empresa abordar una iniciativa de mejora en requisitos?

Lo que verdaderamente resulta caro es no abordar este problema. Todos conocemos casos de proyectos que han sido cancelados tras haber consumido mucho dinero en tiempo y recursos. O, en el mejor de los casos, que han tenido un coste elevadísimo de re-trabajo para conseguir proporcionar un valor real de negocio o ajustarse a determinadas restricciones. En un contexto económico como el que nos encontramos, en el que la productividad y la optimización de recursos resulta vital, tenemos que acostumbrarnos a dejar de pensar en el precio de un servicio o producto y ser capaces de analizar cada inversión en términos de beneficios esperados o retorno. Desde la Unidad de Requisitos de MTP ayudamos a nuestros clientes a elaborar un estudio completísimo del ROI en base a la realidad de su organización. Queremos que entiendan por qué deben invertir en requisitos como primera prioridad.

¿Qué papel ocupa la Ingeniería de Requisitos dentro de la oferta global de MTP?

La Ingeniería de Requisitos es una parte importantísima de la solución de aseguramiento de calidad (SQA). En MTP tenemos una visión completa de la calidad a lo largo del ciclo de vida de desarrollo, incluyendo los requisitos. Por poner un ejemplo, nuestras Factorías de Pruebas incluyen en su servicio la revisión de la calidad de las especificaciones de requisitos, para identificar carencias antes de que el sistema se comience a construir. Tenemos una metodología propia definida para ello.

¿Qué otros servicios se ofrecen desde la Unidad de Requisitos?

Además del servicio de revisión de la calidad de las especificaciones, ayudamos a las organizaciones a optimizar sus actividades de ingeniería de requisitos, mediante la introducción de técnicas maduras y probadas. Para ello, analizamos la forma de trabajo actual, y proponemos la introducción progresiva de mejoras que proporcionen un valor inmediato y medible en la organización.

Disponemos también de una amplia oferta formativa, incidiendo en el aprendizaje de las principales técnicas de captura, análisis, validación, especificación y gestión de requisitos. Pero sin olvidar la importancia de adquirir una serie de habilidades subyacentes que nuestra experiencia identifica como claves para el éxito.

Tanto los servicio de optimización de procesos como los cursos de formación, están totalmente alineados con los dos principales cuerpos de conocimiento relacionados con requisitos: BABOK, para el Análisis de Negocio, e IREB, para la Ingeniería de Requisitos. Contamos con consultores y formadores certificados en CPRE y CBAP, somos proveedor oficial de formación del IREB y estamos en proceso de ser reconocidos como proveedores de formación en BABOK. El alineamiento y conocimiento de los estándares nos hace diferentes, sin duda.

¿Y en cuanto a herramientas?

Desde la independencia que nos permite el no ser un fabricante, proponemos la utilización de herramientas para dar soporte a determinadas técnicas, como el prototipado y simulación.

Como he explicado anteriormente, en el mercado español se están utilizando o bien herramientas demasiado complejas y poco usables, o bien herramientas demasiado simples que no están diseñadas para dar soporte a la ingeniería de requisitos, sino a la gestión de incidencias, modelado o gestión de pruebas.

Llevamos varios meses realizando un completo estudio de herramientas especializadas en Ingeniería de Requisitos que, por un lado, sean lo suficientemente potentes para dar soporte a cualquier tipo de necesidad habitualmente presente en la Ingeniería de Software, pero que por otro sean muy sencillas de utilizar, con arquitecturas modernas y, lo más importante, con un coste muy reducido, que pueda ser asumible por cualquier organización. Pronto publicaremos el resultado de este análisis y haremos todo lo posible para que las empresas españolas tengan un acceso sencillo a las que consideremos más adecuadas para la realidad de nuestro mercado.

Compartir